Orange is the New Black temporada 6: ¿Preludio de un final anunciado?

Orange is the New Black temporada 6: ¿Preludio de un final anunciado?

agosto 3, 2018 0 Por Iara Reinoso

Con la temporada 6 recién estrenada podemos afirmar que la salida de Litchfield marca sin duda alguna el fin del show que alguna vez supimos amar.

Alex y Piper

 

Creada por Jenji Kohan, Orange is the New Black supo mostrarnos, a través de las 5 temporadas previas, el fascinante mundo dentro de las prisiones de mínima seguridad en Estados Unidos. Sin embargo con el desembarco de la sexta entrega las cosas terminaron de decantar en un show que ha perdido su chispa original y ha virado hacia rumbos desconocidos y nada alentadores.

 

Atención spoilers!

Uno de los principales puntos débiles que tuvo esta última temporada 6 es que desaprovechó totalmente aquello que la diferenciaba del resto de las series: el interés y la profundidad de sus personajes. Con características únicas, cada personaje de OITNB tuvo siempre un camino definido y un desarrollo continuo que nos hacía encariñarnos con ellos en la medida en que íbamos conociendo sus virtudes, falencias y las razones por las cuales llegaron a la prisión. Sin embargo en esta entrega no sólo sacaron caracteres muy queridos por el público como Boo (Lea DeLaria), Maritza (Diane Guerrero) o Yoga (Constance Shulman) sino que tampoco desarrollaron a muchos de los que ya conocíamos quedando relegados en pos del desarrollo de la nueva trama.

 

TAL VEZ TE INTERESE> ORANGE IS THE NEW BLACK: 10 CURIOSIDADES SOBRE LA SERIE DE NETFLIX

 

Piper (Taylor Schilling) y Alex (Laura Prepon)por ejemplo se vieron totalmente desdibujadas en esta nueva entrega con respecto a algunos personajes nuevos como Badison (Amanda Fuller) o las hermanas Carol (Henney Russel) y Barb (Mackenzie Phillips) quienes tomaron el mando de la serie a través de los nuevos 13 capítulos que compusieron esta temporada. 

Barb
Aquí el problema no es que se hayan agregado nuevos personajes o que éstos hayan cobrado mayor protagonismo, el inconveniente surge cuando los cambios son tan bruscos y rápidos que no nos permiten digerirlos ni llegar a encariñarnos o lograr empatía alguna con ellos. La sensación que termina quedando es que los guionistas se sentaron a escribir rápidamente sin pensar en el desarrollo que cada nueva presa tendría en la historia y esto se nota incluso cuando hacen las cosas bien. Éste último es el caso de Daddy (Vicci Martinez) quien tomó mayor protagonismo en la primer parte de la temporada (llegando incluso a desarrollar la historia previa a su arribo a la prisión) y luego lo perdió hacia los últimos capítulos desvaneciéndose así el brillo que hasta el momento la caracterizaba y quedando totalmente desdibujada y relegada a ser sólo una matona más del grupo de Carol.

 

Tal vez el principal problema que afrontó esta entrega de Orange is the New Black es que competía con la imagen que de ella teníamos gracias a lo que fue su sobresaliente temporada 5. Estrenada en junio de 2017 esta entrega nos regaló algunos de los momentos más violentos, trepidantes e interesantes de la historia de Litchfield cargando con las consecuencias de una de las muertes más tristes y dolorosas dentro de la serie: la de Poussey Washington (Samira Wiley) hacia el final de la temporada 4. Gracias a esto, la temporada 6 quedó con el desafío de sobrepasar o mantener el mismo nivel que tuvo hasta el momento resultando sin embargo, en algo totalmente deslucido que no supo cumplir con las expectativas del fandom mundial.

 

Tal vez las razones hasta aquí enunciadas expliquen porqué esta temporada 6 no supo alcanzar el nivel de otros años, o tal vez simplemente todo esto sea producto del viciamiento propio de una historia que por lógica no debería haber llegado a esta instancia. La renovación de OITNB hasta una temporada 7 allá por 2016 debería haberles otorgado a los guionistas y al equipo de producción el tiempo necesario para desarrollar y plasmar en la pantalla una historia decente que cumpliera con las expectativas de sus televidentes. Sin embargo, como pudimos ver en esta entrega, esto no sólo no ocurrió sino que nos termina haciendo dudar de la calidad que tendrá la temporada ¿final? de la serie que probablemente se estrene hacia mitad de 2019.

 

¿Volveremos a ver a Orange is the New Black brillando como supo hacerlo temporadas atrás, o es esta temporada 6 es sólo el preludio de una despedida final anunciada?.